Historia

Aunque hay muchos capítulos en la historia evolutiva de Chalice, el corazón de la historia gira en torno a un espíritu de determinación, compasión, comunidad y visión.
En los últimos 15 años, esta Organización se ha convertido en uno de los más grandes Programas de Patrocinio católicos en Canadá.

Chalice es un programa de patrocinio que se basa en la relación entre un niño o una persona mayor en un país en desarrollo y uno de los patrocinadores en Canadá. La ayuda ha sido ofrecida a muchos niños, familias y ancianos que se encuentran atrapados en la pobreza extrema y la falta de educación. Las semillas de Chalice fueron plantadas en un suelo fértil con la ayuda de los laicos, misioneros religiosos y locales de las comunidades.

Hoy día, al ver en lo que se ha convertido Chalice, se puede decir que su éxito refleja las contribuciones grandes y pequeñas de quienes se dieron cuenta de la importancia de este tipo de servicio por los más necesitados. Sin embargo, fue gracias a una persona en particular, el Padre Patrick Cosgrove, que se decidió hacer de esta visión una realidad.

Si preguntan al Padre Pat, él diría que la creación de un espacio en la Iglesia Católica Canadiense para que las personas vivan su fe y compartir sus bendiciones es igual, o incluso más importante, que trabajar en favor del mundo en desarrollo.

Autor : Chalice Latinoamérica
Actualizado : 2013-02-19 10:34:27